grupo-haciendo-deporte

¿Nos tomamos una cerveza después de entrenar?

Aunque parezca mentira, sí podemos permitirnos, nutricionalmente hablando, una cerveza después de entrenar.

1442320485_753619_1443451220_noticia_normalLa cerveza es la bebida preferida para tomar entre amigos, y ahora también lo será para disfrutarla después de entrenar en grupo.

En comparación con otras bebidas alcohólicas, su bajo contenido en alcohol y calorías es de las pocas bebidas que contienen vitaminas y minerales de formal natural, de las cuales destacan las vitaminas del grupo B y minerales como el fósforo, el magnesio, el calcio y el potasio. 

Otras de las propiedades a destacar que contiene esta bebida es fibra soluble; silicio biodisponible, elemento indispensable para la salud del sistema óseo.

Además varios estudios aseguran que una cerveza al día ayuda a equilibrar los niveles de colesterol y reducir riesgo de enfermedades cardiovasculares, ya que posee efectos anticoagulantes y limpiadores de arterias.

Aunque la gran incógnita para muchos amantes de la cerveza es si esta engorda.

Pues bien, desde el punto de vista teórico y metabólico, la cerveza es una bebida moderadamente calórica, aproximadamente 50Kcl por cada cien gramos.

Por otra parte, uno de los ingredientes fundamentales de la cerveza, el lúpulo, ayuda a retrasar el envejecimiento e influye positivamente en los parámetros sanguíneos del metabolismo oxidativo.

Cabe destacar, que aunque la cerveza tenga algún beneficio nutricional, la cerveza sin alcohol es la opción ideal para deportistas o personas que estén siguiendo una dieta.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *