ducha-fria

¿Cuánto hay que esperar para ducharse después de hacer deporte?

Quizás te has preguntado alguna vez si deberías esperar para ducharte después de practicar deporte o cuánto tiempo. Aquí te damos respuesta.

 

hombrebaxo.jpg_296026913Después de una actividad física, no solo deportiva, la temperatura corporal tiende a aumentar y el organismo es el encargado de regularla.

La sudoración es uno de los principales mecanismos de nuestro cuerpo para controlar la regulación de nuestra temperatura. Cuanto más elevada sea la nuestra temperatura, más ha de trabajar nuestro cuerpo para para mantenerse estable.

Por ello, el tiempo que debe transcurrir desde que terminamos la práctica de deporte hasta que tomamos una ducha depende de varios factores como la temperatura externa, la intensidad de la práctica deportiva que hemos realizado o los condicionantes genéticos de cada persona que marcan su propia sudoración.

¿Entonces cuando nos duchamos?

Pues cabe tener en cuenta que si nos duchamos al poco tiempo de practicar deporte, al salir de la ducha seguiremos sudando, sobretodo en ambientes cálidos o épocas de más calor. Sin embargo, si esperas demasiado en climas frescos o durante el invierno puedes correr el riesgo de resfriarte.

Así que lo recomendable en estos casos es esperar hasta que notemos que la transpiración ha cesado, especialmente en verano, y ducharse inmediatamente después. 

Durante el invierno, es recomendable esperar este tiempo con una nueva camiseta para evitar la humedad de la camiseta con la que has practicado deporte.

Y en cuanto al agua, es más recomendable que esta sea tibia.  Si te duchas con agua fría, esta en lugar de cortar el sudor y refrescarte hará el efecto contrario. Enfriará la piel y enviará al organismo una señal para que este genere calor y mantenga la temperatura corporal.

En resumen:

  1. Usa ropa técnica, preferiblemente de algodón que absorba la humedad.
  2. Cambiate la camiseta al terminar de practicar deporte.
  3. Espera a que tu cuerpo se normalice y disminuya el rimo de sudor antes de entrar a la ducha.
  4. Evita un golpe drástico de temperatura en la ducha. Comienza con agua tibia y sigue tu ducha con la temperatura que más te agrade.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *